CELDAS SOLARES POLICRISTALINAS

La tecnología de las celdas solares policristalinas es probablemente la más comercial de todas. Debido a que el procesamiento del material es algo más sencillo que para el caso de las celdas monocristalinas.

Las eficiencias promedio en estas celdas estan en un valor del 14 %.

En este caso, el silicio se procesa haciendo solidificar el material en varios cristales uno tras de otro, de manera que el lingote de silicio queda formado de varios cristales (o granos). Una forma de saber si el material es monocristal o policristal es observando los bordes (o limites) de grano en el panel, que parecen como si el material se hubiéra quebrado. Aunque no en todos los casos se puede observar esta caracteristica con claridad, ya que su aspecto también depende de la manera en que se haya solidificado el material.

Panel formado de celdas de silicio policristalino

Debido a que en este caso sí hay límites entre distintos cristales dentro del mismo material (existen bordes de grano) las propiedades físicas y químicas del panel no son totalmente homogeneas. Ademas de que los límites de grano dentro del material causan que algunas de estas propiedades disminuyan su efectividad, como la conductividad térmica y eléctrica, aunque en un grado pequeño.

Con las celdas policristalinas se han llegado a alcanzar en laboratorio eficiencias tan grandes como 19.8 %, pero las celdas con estos niveles de eficiencias no son comerciales y solo se presentan dentro del campo de la investigación.